Escrito por Tendenzias

Consecuencias legales de conducir bebido

Para dictaminar si conducimos bebidos se usa el concepto legal de tasa de alcoholemia, que se define como ‘la concentración de alcohol en un litro de sangre o aire expirado’. A la hora de hacer esta medición hay que tener en cuenta que el alcohol está en su máxima concentración en el cuerpo entre la hora y hora y media después de su ingestión.

 conducir bebido

De qué depende la tasa de alcoholemia

Cuando bebemos antes de conducir no podemos pensar que por solo una copa no vamos a dar una tasa de alcoholemia alta. Ya que la concentración de alcohol en sangre depende de varios factores:

• Por supuesto, de la cantidad de alcohol ingerida. • Del tipo de bebida consumido • De si se ha comido o no con la bebida • Del peso de la persona • El sexo: las mujeres tienen una constitución física diferente que las hace reflejar una mayor tasa de alcoholemia.

Límite de tasa de alcohol

Administrativamente se permite una cantidad de máxima de alcohol en sangre de 0,5 gramos por litro en los conductores habituales y 0,3 en los noveles y profesionales. Esta cantidad puede equivaler a un máximo de 2 latas de cerveza o de vasos de vino.

conducir bebido

Efectos del alcohol en la sangre

Un elevado nivel de alcohol en sangre es uno de los factores más peligrosos a la hora de conducir. Hemos de tener consciencia acerca de que conducir bebidos nos provoca:

• Una disminución de los reflejos • Una sensación de que tenemos más capacidades de las que realmente tenemos • La necesidad de más tiempo para reaccionar ante un peligro inesperado • Una disminución de la agudeza visual • Torpeza en los movimientos y en el equilibrio • Pérdida de control personal • Fallos en la capacidad de orientación • Somnolencia control alcoholemia

¿Es obligatorio someterse a la prueba de alcoholemia?

Cuando un conductor llega a un control de alcoholemia tiene la obligación de someterse a la prueba. Si se niega pueden incurrir en dos responsabilidades: • Administrativa, que puede hacer que se nos por la comisión de una infracción muy grave. • Penal: Si la tasa de alcohol supera 0,60 mg/l en aire expirado o nos negamos a realizar la prueba de alcoholemia incurriremos en un delito que puede ser sancionado con prisión de 3 a 6 meses o con la de multa de 6 a 12 .

Los derechos del conductor

Cuando a un conductor se le hace una prueba de alcoholemia y le sale positiva, se le realiza una segunda al cabo de 10 minutos. El conductor tiene derecho entonces a: • Pedir que otra persona que se halle presente compruebe que entre ambas mediciones transcurren al menos 10 minutos. • Formular las alegaciones que considere oportunas • Contrastar los resultados obtenidos mediante un análisis de sangre.

Las sanciones por tasa de alcoholemia

Cuando se supera la tasa de alcoholemia, el conductor puede recibir dos tipos de sanciones: Penales: Se haya producido o no un accidente, una tasa de alcoholemia superior en sangre es un delito castigado por el Código Penal. Como consecuencia, el conductor se ve sometido a un juicio . La pena puede ser de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, además, a la de privación del derecho a conducir de 1 hasta 4 años.

Administrativas: La conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas puede sancionarse por la policía municipal, la Guardia Civil u otras autoridades de tráfico con multa de hasta 500 € y la pérdida de los puntos del carnet.

Para más información:

Supermotor

Renovar carnet

Seguridad vial