Escrito por Tendenzias

Los delitos contra la seguridad vial

Cuando tenemos  algún problema a la hora de ir conduciendo podemos cometer lo que se denomina un delito contra la seguridad vial. Incluye imprudencias que pueden poner en peligro nuestra vida o de la otras personas. Esta figura legal recoge infracciones tan diferentes como la alcoholemia, la conducción temeraria por exceso de velocidad y  los que  analizamos en este post.

Hay que dejar claro que estos delitos pueden tener importantes consecuencias en la carretera, con lo que para salvaguardar tantas vidas como sea posible la legislación les aplica penas importantes.

Desobediencia o negativa a someterse a las pruebas de detección  alcohólica y substancias estupefacientes

Se comete este delito cuando un conductor, detenido por un agente de la autoridad, es requerido para someterse a las pruebas que establece la ley para detectar si tiene en sangre una tasa elevada de alcohol o alguna señal de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. y se niega a llevarlas a cabo

Esta desobediencia se recoge en el artículo 383 del Código Penal e implica que el conductor reciba esta pena:

  • Retirada del carnet de conducir por entre 1 y 4 años
  • Prisión de 6 meses a un año.

Conducción temeraria

Si una persona conduce un vehículo a motor o ciclomotor poniendo en peligro la vida del resto de conductores y/o peatones por  su conducta imprudente (saltarse semáforos, por ejemplo) está cometiendo un delito de conducción temeraria.

El artículo 380  del Código Penal regula este delito y lo castiga con estas penas:

  • Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.
  • Prisión de seis meses a dos años.

Hay que tener en cuenta que este delito no existe si no se pone en peligro la vida de otra persona, por muy peligrosa que sea la conducción que se ha llevado a cabo.

Conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida de los demás

La definición legal de este delito contra la  seguridad vial dice que consiste en ‘la conducción de un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, con manifiesto desprecio por la vida de los demás’. Es decir, cometemos esta infracción cuando de manera completamente consciente creamos peligro en una vía.

Según el artículo 381 del Código Penal este delito está castigado con:

  • Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a seis y hasta diez años.
  • Prisión de dos a cinco años.
  • Multa de doce a veinticuatro meses.

En el caso de que,  pese a conducir como indica la definición, no se haya puesto en peligro concreto la vida de ninguna persona, las penas son algo diferentes:

  • Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a seis y hasta diez años.
  • Prisión de uno a dos años.
  • Multa de seis a doce meses.

Conducción sin permiso o licencia

Este delito contra la seguridad vial consiste en conducir un vehículo habiendo perdido la vigencia de nuestro permiso de conducir debido a la pérdida total de los puntos asignados legalmente, o bien tras haber sido privado cautelar o definitivamente del permiso o licencia por decisión judicial o sin haberlo obtenido nunca por vía legal en España.

Este delito se castiga, según el artículo 384, con la imposición de solo una de las siguientes penas:

  • Prisión de tres a seis meses, o bien
  • Multa de doce a veinticuatro meses, o bien
  • Trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.

Puedes ampliar información sobre los delitos contra la seguridad vial consultando el contenido de estas páginas web:

Tu abogado defensor

Damero azul

Noticias jurídicas